Comunidad de Propietarios

La Comunidad de Propietarios es una figura jurídica creada para atender las necesidades del edificio que distintos propietarios comparten.

Los elementos comunes de un inmueble, tales como fachadas, escaleras, portería, y demás elementos comunes precisan de mantenimiento, conservación y actualización, así como el pago de los suministros necesarios (luz, ascensor, agua, etc.). La Comunidad de Propietarios es la responsable del cumplimiento de estas obligaciones, así como del cobro a cada propietario de unas cuotas para cumplir su finalidad.

Una de las problemáticas habituales en las Comunidades de Propietarios es el impago de la cuotas o derramas establecidas por la Junta General o Extraordinaria de la Comunidad de Propietarios. Todos los propietarios deben pagar para el sostenimiento del bien común, ¿y cuando algún propietario no paga?

La primera consecuencia directa es que el total de costes debe satisfacerse en partes proporcionales, y, cuando no se cumple, aquellos propietarios que cumplen con su obligación deben aportar ingresos adicionales para suplir la falta de ingresos de los propietarios morosos. Es decir, pagar más de lo necesario para poder atender los gastos que son comunes a todos los propietarios.

Ante una situación de impago, la primera medida es contactar directamente con el deudor para informarle de la situación. Por teléfono, carta, telegrama, burofax o el medio que se estime más adecuado, recordar al deudor su compromiso con la Comunidad de Propietarios es ineludible. Las situaciones personales de cada propietario o su situación económica no lo desvinculan de su obligación con la Comunidad de Propietarios; el deudor mismo disfruta y hace uso de los servicios comunitarios, incluso con independencia de su residencia; ya que los suministros básicos son necesarios para el acceso a su vivienda, la conservación, limpieza, mantenimiento son imprescindibles para la buena convivencia, y los trabajos, obras o reparaciones se realizan para el bien común.

En algunas ocasiones la situación de impagos de propietarios en una Comunidad es puntual o determinada por una determinada fecha, y en esta circunstancia la Comunidad y sus representantes o administradores deben adoptar las decisiones más convenientes al interés común.

¿Que respuesta ofrecemos en Monitorio.net a las Comunidades de Propietarios?

Ante la situación de impago de propietarios a la Comunidad de Propietarios desde Monitorio.net ofrecemos un servicio para la reclamación legal de las deudas de propietarios acudiendo a los juzgados haciendo uso de un proceso monitorio para reclamar la deuda ante los tribunales de justicia.

El juzgado concede en este procedimiento un plazo de 20 días al deudor para satisfacer la deuda.

¿Quiere conocer nuestra tarifa única?

¿Quiere conocer las ventajas que ofrece Monitorio.net?

Preguntas frecuentes para Comunidades de Propietarios

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad